Prevé OCDE crecimiento mundial de 3.3%

Prevé OCDE crecimiento mundial de 3.3%

París. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mantuvo este martes sus previsiones económicas globales para este año y el próximo, aunque advirtió de los riesgos que se derivan del creciente proteccionismo. El crecimiento económico global mantendrá una “modesta recuperación”, con un aumento de 3.3 por ciento este año y de 3.6 en 2018, informó el organismo, que confirma así sus previsiones de noviembre.

Sin embargo, la OCDE destaca el proteccionismo entre los muchos riesgos que podrían hacer descarrilar la modesta mejora del crecimiento global. “El creciente proteccionismo podría dañar el crecimiento global y afectar al gran número de empleos que dependen del comercio”, señala el organismo. Además, “el rápido crecimiento del crédito al sector privado y el elevado nivel de endeudamiento es un riesgo clave en varios mercados emergentes, sobre todo en China, y la tasación de las viviendas es un motivo de preocupación en algunas economías avanzadas”.

A China le recomienda que se centre en el gasto en sanidad y educación y que evite añadir más riesgos financieros.

En cuanto al rápido aumento de los precios de la vivienda, apunta que se trata de una señal de alerta sobre posibles problemas en países como Australia, el Reino Unido, Canadá y Suecia.

La OCDE advirtió también de los riesgos existentes sobre todo para los ingresos medios y los países desarrollados, que son vulnerables a las sacudidas del exterior y a los desequilibrios de los tipos de interés. Brasil, Indonesia, Rusia y Turquía están muy expuestas a las variaciones de las tasas de interés debido a su importante endeudamiento en dólares, apunta el organismo.

“El crecimiento (global) sigue siendo demasiado débil”, alertó por su parte el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. “Y los beneficios (del crecimiento) están demasiado poco centrados en marcar la diferencia para aquellos que se vieron duramente golpeados por la crisis”. “Ahora, más que nunca, los gobiernos deben actuar para recuperar la confianza de la gente y a la vez evitar encerrarse en sí mismos o dar marcha atrás en muchos de los avances logrados gracias a la cooperación internacional”, apuntó Gurría.

El mayor ajuste en las previsiones fue para el Reino Unido, cuyas perspectivas de crecimiento revisó al alza de 1.2 a 16 por ciento, aunque para 2018 las siguió manteniendo en 1 por ciento. En los Estados Unidos se fortalecerá la demanda interna, apoyada por el alza de las economías familiares y un incremento gradual en la producción de petróleo. Su producto interno bruto (PIB) crecerá 2.4 por ciento este año y 2.8 en 2014, apoyado por una expansión fiscal anticipada y a pesar de la subida de tipos de interés a largo plazo y de la fortaleza del dólar.

En la zona euro se espera que prosiga el crecimiento moderado, aunque en algunos países este se verá difícil por el elevado desempleo -especialmente juvenil- y por la debilidad del sector bancario. El PIB de la eurozona crecerá 1.6 por ciento tanto este año como el próximo.

Según el organismo, no se está haciendo lo suficiente en materia de política fiscal y reformas estructurales para impulsar la demanda.

Con las bajas tasas de intereses actuales, muchos países pueden permitirse asumir nueva deuda para financiar iniciativas que impulsen el crecimiento y el empleo, apunta la OCDE.

Agencias.

Comentarios

Comentarios