¿Por qué nos desagrada el rechinido de las uñas en un pizarrón?

¿Por qué nos desagrada el rechinido de las uñas en un pizarrón?

¿Conoces esa extraña sensación de incomodidad que te da cuando escuchas el chirrido de las uñas en la pizarra? Tal vez lo sientas con otras cosas: en respuesta al sonido de dos trozos de espuma de poliestireno que se frotan juntos, la sensación de harina en mis manos, etc. La psicóloga Inge Schweiger Gallo, de la Universidad Complutense de Madrid, nos explica qué es lo que pasa en nuestro cerebro.

Investigadores han estado intentando de averiguar qué es lo que hace que la sensación sea tan desagradable – un estudio, por ejemplo, encontró que el sonido creado por las uñas en la pizarra cae dentro del rango de frecuencias que el oído humano es más sensible a – pero el reto es que es más fácil hablar de lo que lo causa que lo que realmente es. En un estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology, Gallo y sus colegas trataron de arrojar un poco más de luz sobre el tema, trabajando para crear una definición más específica de lo que los españoles llaman grima:

Científicos comenzaron preguntando a los hispanohablantes lo que significa grima para ellos. La gente mencionó con más frecuencia una “sensación desagradable”, “estremecimiento”, “sonidos” y “repulsión”. Los estímulos que provocaron grima incluyeron ruidos chirriantes, rascarse con las uñas y rascar en las superficies. Por otra parte, las causas psicológicas están relacionadas con la programación cultural de la que somos sujetos.

El equipo pidió a los voluntarios que trataran de suprimir sus respuestas a grima. Los participantes que fueron instruidos a pensar “si oigo sonidos que provocan grima, lo ignoraré”, los sonidos clasificados como grima son menos desagradables, pero sus calificaciones para los sonidos que provocan asco no cambiaron.

Los resultados aseguran que “grima no es una reacción refleja, sino una experiencia emocional que puede ser influenciada por el pensamiento y es distinta de la repugnancia”.

Agencias.

 

Comentarios

Comentarios