Corrupción, obstáculo para detonar negocios

Corrupción, obstáculo para detonar negocios

Al señalar que la corrupción es el mayor obstáculo para los negocios en el país, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) alertó que México vive una crisis de representación donde 91 por ciento de los ciudadanos no confía en los partidos políticos, 83 por ciento en los legisladores y 80 por ciento no cree en el sistema judicial. “Esto es una crisis de instituciones”.

“No es una casualidad: en nuestro país la corrupción tiene presencia en prácticamente todo tipo de transacciones, desde el pago para acceder a servicios supuestamente gratuitos -como la recolección de basura-, hasta el desvío de recursos públicos”, recalcó el presidente del CCE, Juan Corrupción obstáculo para detonar negocios, Pablo Castañón Castañón.

Dijo que, de acuerdo con diversas organizaciones como el Foro Económico Mundial, el Banco de México, el Banco Mundial y el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, la corrupción oscila entre dos y 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), “ese es nuestro costo. A nivel individual, Transparencia Mexicana estima que se dedica 14 por ciento del ingreso promedio anual a pagos extraoficiales”.

Socialmente, subrayó, la corrupción y debilidad de las instituciones se ha traducido en una caída de la confianza en la interacción entre sectores público y privado. En términos políticos, el fenómeno afecta al Estado de Derecho y la gobernabilidad. Actualmente, México vive una crisis de representación donde 91 por ciento de los ciudadanos no confía en los partidos políticos, 83 por ciento en los legisladores y 80 por ciento no cree en el sistema judicial, “esto es una crisis de instituciones”.

Por si fuera poco -recalcó Juan Pablo Castañón-, el problema no se reduce al sector público. Las empresas, los ciudadanos, las organizaciones civiles también forman parte de este problema. “Ahora, tenemos también que ser parte de la solución. Por eso, como parte de la agenda Visión México, el sector privado está trabajando junto a la Secretaría de la Función Pública, para identificar cuáles son los trámites y servicios más vulnerables a la corrupción. El objetivo es simplificarlos y digitalizarlos, cuando sea posible, para reducir espacios de discrecionalidad en los mismos”.

En otro aspecto acentuó: “Desde el sector privado, queremos exhortar a los poderes ejecutivo y legislativo a nombrar -con transparencia e imparcialidad pero también con sentido de urgencia y sin más demora- a un fiscal autónomo e independiente.

; así como también urgimos a los congresos de los estados a aprobar las reformas necesarias para la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción en los estados y municipios. Es una exigencia de la ciudadanía y una necesidad para el desarrollo de la sociedad y de nuestro país”.

Comentarios

Comentarios